El CJL premió al Presidente Santos por su aporte a la paz

Se entregó el Premio Shalom 2012 al Presidente de Colombia en reconocimiento a su labor como constructor de la Paz.

BOGOTA (CJL) – "No me puedo sentir más honrado –apreciados amigos del Congreso Judío Mundial, del Congreso Judío Latinoamericano y de las comunidades judías de Colombia– con esta distinción Shalom que recibo con humildad y gratitud", expresó el Presidente Juan Manuel Santos al recibir el Premio Shalom 2012, que le otorgó el Congreso Judío Latinoamericano en Bogotá, Colombia. El Presidente del Congreso Judío Mundial Ronald Lauder, estuvo presente en la ceremonia de entrega del premio, representando a más de 100 comunidades judías del mundo.

El CJL reconoce con este premio el incansable trabajo de pacificación de los pueblos que ha emprendido el Presidente Santos, con el diálogo como herramienta, tanto en Colombia como en el exterior.

"Hemos aprendido que la Paz no es retórica o un bien que se intercambia. La Paz se construye y se ejercita con diálogo y con acciones, y se forja día a día. Hoy reconocemos en el Presidente Santos su comprensión y compromiso con este mensaje, en el cual su gobierno ha dado muestras muy significativas de un modo de hacer diplomacia y resolver conflictos", destacó Jack Terpins, presidente del CJL.

El CJL ha decidido reconocer con este galardón, la voluntad del Presidente de Santos de lograr una paz consensuada en Medio Oriente, no apoyando una declaración unilateral de un Estado Palestino, sino fomentando el diálogo entre israelíes y palestinos para lograr una solución conjunta.

"Apoyamos una solución donde dos Estados, Israel y Palestina, vivan en paz, como vecinos. Creemos que esa es la mejor respuesta para ambas naciones, y que el camino más efectivo para lograrlo es por medio de un acuerdo negociado con el pueblo palestino. Eso sí, cualquier acuerdo debe partir del reconocimiento del Estado de Israel como la Nación–Estado del pueblo judío", concluyó el Presidente Santos.

El CJL ha establecido el Premio Shalom como un reconocimiento a aquellas personas u organizaciones que se destaquen en sus esfuerzos en la construcción de la paz. En el año 2008 fue entregado a la Presidenta de Chile Michelle Bachelet, en reconocimiento al incansable apoyo político a los valores de la democracia y los derechos humanos y al aporte de las políticas de su gobierno a la construcción de una sociedad inclusiva con pleno respeto por las minorías.