Musulmanes y judíos en Berlín: "Vencer los prejuicios como constructor de convivencia"

El programa de la Muslim-Jewish Conference buscó promover el debate respecto a los desafíos comunes que enfrentan ambas comunidades en todo el mundo.

"Estas actividades en las que musulmanes y judíos comparten experiencias sirven para vencer los prejuicios como elemento constructor de convivencia", expresó Claudio Epelman, Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL). "Por ello estimulamos a los jóvenes a participar de foros y poder compartir el modelo de convivencia que se da en argentina”, afirmó.

La conferencia se realizó los días 16, 17 y 18 de agosto y se centró principalmente en los desafíos de vivir como una minoría religiosa. Allí se ejecutaron una serie de sesiones sobre cuestiones tales como los prejuicios, el género, el arte y el conflicto, en donde todos los participantes dieron su opinión y se trató de comprender la mirada del otro .

"El islam y el judaísmo deben unirse para enseñar al mundo el valor del monoteísmo y la libertad: libertad de poder elegir profesar la propia religión, creer y actuar de manera libre, sin imposiciones y respetándonos entre nosotros", expresó Meho Travljanin, Presidente del Bosniak Islamic Culture Center in Berlin.

En este sentido, el Rabino argentino Jonas Shalom, miembro del programa Nuevas Generaciones del CJL y quien participó del encuentro compartió su experiencia: “Es asombroso lo que puede hacer el diálogo. Llegué a Berlin para encontrarme con más de 120 personas de diferentes países del mundo. Escuché idiomas que jamás había escuchado y me encontré con todo tipo de atuendos y tradiciones”.

Durante el evento hubo una visita de los Representantes Especiales del Gobierno de los EE.UU., Ira Forman y Sharik Zafaar, quienes abordaron un panel sobre la “participación de las comunidades judía y musulmana en el mundo para un futuro mejor”, combinando a los gobiernos con las perspectivas de la Sociedad Civil.

El programa se llevó a cabo bajo el patrocinio oficial del Ministro de Relaciones Exteriores alemán, el Dr. Frank-Walter Steinmeier, quien recibió a los participantes y recordó los juegos macabeos recién finalizados, después de 70 años de los Juegos Olímpicos de Alemania.

“Fuimos muchos jóvenes de distintas culturas y credos... A través del diálogo fuimos dos... Ahora somos uno”, finalizó Shalom.